¿Cómo podemos diferenciar el proceso de la mitosis y la meiosis?

REPRODUCCIÓN


La reproducción es un proceso biológico que permite la creación de nuevos organismos, siendo una característica común de todas las formas de vida conocidas. Las dos modalidades básicas de reproducción se agrupan en dos tipos, que reciben los nombres de asexual o vegetativa y de sexual o generativa.

Reproducción sexual

Reproducción asexual



La reproducción sexual requiere la intervención de un cromosoma, genera tanto gametos masculinos como femeninos o dos individuos, siendo de sexos diferentes, o también hermafroditas. Los descendientes producidos como resultado de este proceso biológico, serán fruto de la combinación del ADN de ambos progenitores y, por tanto, serán genéticamente distintos a ellos. Esta forma de reproducción es la más frecuente en los organismos complejos. En este tipo de reproducción participan dos células haploides originadas por meiosis, los gametos, que se unirán durante la fecundación

En la reproducción asexual un solo organismo es capaz de originar otros individuos nuevos, que son copias exactas del progenitor desde el punto de vista genético. Un claro ejemplo de reproducción asexual es la división de las bacterias en dos células hijas, que son genéticamente idénticas. En general, es la formación de un nuevo individuo a partir de células maternas, sin que exista meiosis, formación de gametos o fecundación. No hay, por lo tanto, intercambio de material genético (ADN). El ser vivo progenitado respeta las características y cualidades de sus progenitores.


Reino Monera

Los organismos que pertenecen al reino Mónera son exclusivamente procariotas. Estos seres se caracterizan por ser unicelulares y carecer de membranas internas. Las móneras están divididos en dos grupos:

 

Las cianobacterias o bacterias azul-verdosas

 

Las demás bacterias.

 

La reproducción es primariamente asexual, por fisión binaria o gemación, pero en algunos ocurren intercambios genéticos como resultado de conjugación, transformación, transducción e intercambio de plásmidos.
La fisión binaria cosiste en la duplicación del único cromosoma del material genético, el crecimiento y alargamiento de la célula para su posterior separación y la invaginación de la membrana celular o la formación de un tabique para concluir con la separación de las células hijas. Dichas células contienen la misma información genética
La gemación produce una versión en miniatura de la etapa adulta: una yema crece directamente sobre el cuerpo del adulto, obteniendo los nutrientes de su progenitor. Cuandoh a crecido lo suficiente, la yema se desprende y se hace independiente.

Reino protista

El reino protista comprende una enorme variedad de organismos eucarióticos, principalmente unicelulares y algunas formas multicelulares simples. Los protistas fotosintéticos se clasifican en seis grupos según su pigmentación.
Las diatomeas y algas pardo-doradas son organismos unicelulares y por lo general se reproducen asexualmente, pero en algunos casos también lo hacen por singamia (la unión de gametas en la fertilización).
Las algas verdes tienen ciclos reproductivos a menudo complejos. En especies con ciclos sexuales, las gametas de tipos de apareamientos opuestos pueden ser similares en tamaño y estructura (isogamia), diferentes en tamaño pero ambos móviles (anisogamia) o diferentes en tamaño y uno de ellos habitualmente el más grande, no móvil (oogamia).
Algunas algas verdes tienen alteración de generaciones, en el cual una fase haploide se alterna con una diploide. La primera produce gametas haploides que se fusionan para formar el cigoto. El cigoto produce esporas (una sola célula que, a diferencia de una gameta, puede producir un organismo adulto sin combinarse con otra célula) por división meiótica. En los organismos con alteración de generaciones, la espora haploide germina.
Los mohos mucilaginosos también se reproducen por la formación de esporas. Los mohos acuáticos lo hacen tanto sexual como asexualmente. Los otros dos grupos de protistas fotosintéticos son las algas pardas y rojas, y las dinoflagellata.


Reino hongo

El reino de los hongos comprende las setas, los champiñones, los hongos microscópicos y los mohos.


Los hongos están compuestos típicamente por masa de filamentos llamadas hifas. El componente principal de las paredes de las hifas es el polisacárido quitina.

 

Reproducción de los hongos:
La gran mayoría de los hongos producen esporas como medio para asegurar la dispersión de la especie y su supervivencia en condiciones ambientales extremas. Así, la espora es la unidad reproductiva del hongo y contiene toda la información genética necesaria para el desarrollo de un nuevo individuo.


Existen dos tipos de esporas:

 

Las asexuales, que suelen ser resistentes a la sequedad y a la radiación, pero no al calor, por lo cual no tienen período de latencia. Pueden germinar cuando hay humedad, incluso en ausencia de nutrientes.

 

Las sexuales, más resistentes al calor que las asexuales, aunque no tanto como las endosporas bacterianas; suelen presentar latencia, germinando sólo cuando son activadas (por ejemplo por calor suave o alguna sustancia química).

 

En los hongos hay dos formas de reproducción: sexual y asexual, aunque en algunas especies coexisten ambas formas en el mismo organismo (holomorfo), denominándose estado perfecto o teleomorfo a la forma sexual y estado imperfecto o anamorfo a la asexual.


 De esta forma, los hongos que presentan reproducción sexual se denominan hongos perfectos y los que sólo tienen (o sólo se les conoce) reproducción asexual se denominan hongos imperfectos.

Reproduccion asexual en hongos

Los elementos de propagación asexual (esporas asexuales) pueden generarse de forma interna, redondeándose la célula del interior de la hifa y quedando rodeada por una gruesa pared para luego desprenderse (clamidiosporas) o bien formándose en el interior de una estructura denominada esporangio que al madurar se rompe liberando las esporas (esporangiosporas). También pueden generarse de forma externa, como una producción de la hifa en vez de como una transformación (conidiosporas) y suelen formarse en estructuras diferenciadas de la hifa (conidióforos). La variedad de las estructuras productoras de conidios es inmensa y se utilizan como característica fundamental en la clasificación.

reproducción sexual en hongos

En la formación de esporas sexuales intervienen una gran variedad de estructuras y la reproducción sexual difiere notablemente entre los diversos grupos de hongos. Así, en los Zygomycetes es por medio de unas hifas especializadas llamadas gametangios, en los Ascomycetes se producen a través de unas células con aspecto de saco denominadas saco, en los Basidiomycetes intervienen células especializadas denominadas basidios, etc.


En líneas generales dos núcleos haploides de dos células (gametos) se unen formando un huevo (cigoto) diploide que por meiosis da lugar a cuatro núcleos haploides. En este proceso suele haber recombinación genética (existe un intercambio de genes).


Si los hongos poseen en el mismo micelio núcleos complementarios capaces de conjugarse se llaman hongos homotálicos y si necesitan núcleos procedentes de micelios diferentes se llaman hongos heterotálicos.

Mohos

Se consideran hongos, o bien, grupos relacionados estrechamente con los hongos:

Actinomicetes (Actinomycota),

Mixomicetes (Myxomycota),

Plasmodioforomicetes (Plasmodiophoromycota),

Labirintulomicetes (Labyrinthulomycota)

Acrasiomicetes (Acrasiomycota).

 

Los actinomicetes, con hifas muy delicadas y una reproducción que suele ser mediante oídios o conidios, constituyen un grupo intermedio entre las bacterias y los hongos. A los mixomicetes, o mohos plasmodiales del fango verdaderos, algunos micólogos los clasifican con los hongos, y otros con los protistas semejantes a hongos. En este grupo la fase nutricional es una masa de protoplasma con forma ameboide carente de pared, denominada plasmodio. La fase reproductiva está representada por células nadadoras, llamadas células invasoras, las cuales se impulsan por medio de dos flagelos de distinta longitud. 

 

Los plasmodioforomicetes se parecen a los mixomicetes en que ambos tienen células invasoras y un estado plasmodial. Los labirintulomicetes y los acrasiomicetes tienen algunas características semejantes a los mohos plasmodiales del fango, pero su estado nutricional (llamado pseudoplasmodio) es diferente.


La mayoría de los mohos acuáticos viven sobre materia orgánica muerta, aunque Saprolegnia parasitica, parasita peces vivos. Las royas blancas y los mildíus vellosos, pertenecientes al orden Peronosporales, son parásitos de plantas.


Los hongos pertenecientes al filo Zigomicetes (Zygomycota) se caracterizan por formar zigosporas con gruesas paredes, de origen sexual y esporangiosporas no nadadoras, de origen asexual. El moho negro del pan ( Rhizopus nigricans), un representante bien conocido de este grupo del orden Mucorales, produce masas de hifas sobre pan, fruta y otros alimentos deteriorados.

 

Los hongos del orden Entomoftorales son parásitos de las moscas y de otros insectos. Tienen esporangiosporas sencillas dentro de unos receptáculos; en el interior de cada uno de ellos se desarrollan unas estructuras que llegan a independizarse y funcionar como conidios. El orden Zoopagales comprende hongos parásitos de amebas, nematodos y artrópodos.


Reproducción en el Reino Vegetal

Durante semanas, meses o incluso años, la semilla puede permanecer inactiva; pero cuando las condiciones son favorables, empieza a desarrollarse. La semilla guarda dentro de ella un embrión (la parte de la cual se desarrollará el brote) que es una reserva de alimentos. Durante la germinación, la semilla dará lugar al nacimiento de una nueva planta. Toda planta requiere elementos básicos para su desarrollo. Estos elementos son la luz, el agua, el aire y las sales minerales, que el vegetal encuentra en su entorno. Teniendo las condiciones mínimas la planta formará semillas o esporas. El viento o los animales se encargarán de llevarlos a tierras fértiles, reiniciando el ciclo de la vida, con la formación de un nuevo individuo. Cada año este ciclo de reproducción se repite de manera inalterable. Solo se alterará si cambian las condiciones del entorno. Los vegetales se reproducen de diferentes formas. La forma más común de es la de tipo sexual, que se produce en las flores de las plantas, ya que ellas contienen los órganos sexuales. Las plantas sin flores se reproducen en forma asexual, por ejemplo a partir de gajos, bulbos y tubérculos

Mecanismos asexuales

Gemación o Brotación

Se realiza cuando en la célula madre brota una protuberancia o yema y de esta se origina el nuevo individuo. En este tipo de reproducción el núcleo se divide a la mitad, pero no el Citoplasma, ya que el nuevo individuo es más pequeño y solo le toca una porción. Después la protuberancia se separa y crece independientemente. Por ejemplo, es el caso de la hidra de agua dulce. 

Por Gajos

Una planta puede reproducirse cuando se coloca un gajo o una rama joven de la planta en agua. Luego de unos días echará raíces y brotarán nuevas hojas formándose así una planta completa. 

 

Estolón o reproducción vegetativa

La nueva planta se desarrolla a partir de un trozo de la planta madre, siendo ésta genéticamente idéntica. Esta reproducción se produce por medio de estolones, que son tallos rastreros que avanzan hasta alcanzar cierta longitud, tratando de lograr que la nueva planta (que se desarrolló a partir de una yema en el nudo de la hoja) encuentre un lugar apropiado par asentarse. En este caso el estolón se seca y a la nueva planta le crecen raíces por lo cual es totalmente independiente de la planta madre. Y, en otros casos, como el caso de no encontrar el lugar apropiado, queda como una hoja y pierde la función de reproducción.

 


Reproduccion sexual (plantas con flores)

Las flores tienen cuatro órganos principales. Sépalos, pétalos, estambres y carpelos, dispuestos en verticilos. Una flor con estas cuatro partes se denomina completa, mientras que es incompleta aquella que carece de una o más de esas partes. Aunque todas estas partes son importantes en la reproducción, sólo los estambres y carpelos participan directamente en la reproducción. La flor que posee tanto estambres como carpelos es denominada perfecta, y la que tiene estambres o carpelos, imperfecta.

Los sépalos, que constituyen el verticilo inferior y exterior, tienen aspecto de hijas y a menudo son verdes. Cubren y protegen a la flor cuando es un botón. A medida que este se abre, los sépalos se repliegan y dejan ver los pétalos, quienes tienen una función importante en la atracción de animales polinizadores. Dentro de los pétalos se encuentran los estambres, las partes reproductivas masculinas, que se denominan en su conjunto androceo. Cada estambre está formado por un filamento (un fino pedicelo) y una antena sacular, donde ocurre la meiosis y la producción del polen. En el centro de la mayor parte de las flores se encuentran uno o más carpelos, las partes reproductivas femeninas. Cada uno costa de tres secciones: un estigma, donde se deposita el polen, un estilo o cuello, a través del cual debe formarse el tubo polínico; y un ovario, que contiene uno o más óvulos. Los carpelos de una flor pueden estar separados o fusionados en una estructura llamada pistilo. El término colectivo para todos los carpelos de una flor es el de gineceo. 

 

ACTIVIDAD

1.  Realiza un diagrama para diferenciar la reproduccion sexual de la asexual.

 

2. Realiza un dibujo que represente la reproduccion en monera, protista, hongos y mohos. 

 

3. En diagramas de araña (CONSULTA CÓMO SE REALIZAN) escribe los aspectos mas importantes de la reproduccion en:

a. monera

b. protista

c. hongos

d. mohos

 

4. Consulta ejemplos de los tipos de reproduccion por:

a. Gemacion o brotacion

b. Por gajos

c. Por estolones

 

5. Busca la imagen de una flor con sus partes e incluyela en el trabajo.

 

6. Consulta las distintas formas de llevar a cabo la polinización:

a. Autopolinización

b. Polinización cruzada

c. Polinizadores especiales

 

7. Como realizan la diseminación de semillas?